Saltar al contenido

Reseña histórica

El Centro de Educación Militar (CEMIL) fue conocido inicialmente como la Decimoquinta Brigada, creada mediante la disposición 015 del 18 de diciembre de 1995, su primer líder y comandante fue el Coronel del Arma de Infantería Eduardo Antonio Herrera Verbel.

Posteriormente, el Comandante del Ejército Nacional, mediante la disposición 010 del 23 de noviembre de 1999, activó el Centro de Educación Militar, que empezó a funcionar el 1 de enero del año 2000. Desde ese momento, y mediante la resolución N° 00214 de 1999, se modifica y ajusta el antiguo escudo de la Decimoquinta Brigada, transformándose en el del CEMIL, que, a través de su estructura y filosofía, evidencia el nuevo contexto de la Institución.

Desde ese entonces, el CEMIL lleva a cabo una tarea compleja en la que ha logrado interpretar correctamente el fenómeno educativo moderno, preparando a Oficiales, Suboficiales, Soldados y personal al servicio de las Fuerzas Armadas de Colombia y países amigos con visión de liderazgo, basada en principios y valores, tanto en la ciencia como en la tecnología.

Para el cumplimiento de sus funciones, el Centro cuenta con trece escuelas que trabajan de manera coordinada y permanente en los diferentes cursos de las armas y sus especialidades. Por otro lado, para hacer posible la gestión logística que demanda la labor educativa, el CEMIL cuenta con el Batallón de Apoyo de Servicios para la Educación Militar (BASEM), el cual soporta las necesidades administrativas, financieras y físicas de las unidades de capacitación.

Se estima que año tras año, en esta unidad se capacita la tercera parte de los miembros del Ejército Nacional, representada en unos 20.000 alumnos, beneficiando de esta forma a personal militar y policial dentro del marco de la cooperación y apertura educativa con otras fuerzas y países vecinos.

Escudos, Estandarte

 

Con la reorganización de la educación militar del Ejército en 1995, la Decimotercera Brigada, anteriormente conocida como la Brigada de Institutos Militares, asumió la parte operacional de las escuelas, que hasta entonces habían estado constituidas como batallones – escuelas. Dicha separación entre la doctrina y la parte operacional dio origen a la Decimoquinta Brigada, que asumió la educación, capacitación, instrucción y entrenamiento de los Oficiales y Suboficiales del Ejército; su distintivo estaba compuesto por un reloj de arena rojo con blanco, el número romano XV y, en el centro, una antorcha romana, que simbolizaba la unidad y competencia de sus unidades orgánicas, y cuyo fuego representaba la conducción que la fuerza hace hacia el conocimiento y la virtud como paradigma de la nacionalidad colombiana.

En el año 2000, se tomó la decisión de organizar mejor la capacitación de Oficiales y Suboficiales separando la instrucción y el entrenamiento, lo que resultó en la conformación del Centro Nacional de Entrenamiento (CENAE) y del Centro de Educación Militar (CEMIL). Como resultado de este cambio, el CEMIL quedó encargado únicamente del personal de la Fuerza en cumplimiento de los cursos de ley, y en su distintivo cambió el XV romano por la letra C; de esta forma deja plasmada en su heráldica la historia y evolución que ha tenido el Ejército en lo relacionado con la capacitación del personal. Dicho distintivo quedó incluido en el estandarte de la institución.

 

Heráldica

 

En 1999, por medio de la Disposición N° 00214, el Comando del Ejército modificó y ajustó el antiguo escudo de la Decimoquinta Brigada para que se adopte a los lineamientos y filosofía de la nueva institución. Desde entonces, el escudo del CEMIL tiene la siguiente descripción:

El escudo del Centro de Educación Militar está conformado por un circulo de 13 cm de diámetro externo y 12 cm de bordadura que ocupa un 77% dentro del campo.

.

El campo está dirigido por un cuartelado en aspa, que parte de los cantones del jefe y termina en los cantones de la punta. Los cuarteles van en fondo gules, los opuestos entre diestra y siniestra van en fondo plata.

.

Sobre la parte central del campo se inscribe una antorcha romana en dorado y oro que simboliza la Unidad y competencia de sus unidades orgánicas. El fuego simboliza la conducción que la Fuerza hace hacia el conocimiento y la virtud como paradigma de la nacionalidad colombiana.

.

A partir del cantón diestro y alrededor de la antorcha sobre el cantón del Jefe y de punta se proyecta la letra “C” en mayúscula y color oro, que pertenece a la inicial Centro de Educación Militar, denotando la dirección de las Unidades que prestan allí su servicio.

.

El color gules, representativo del Ejército Nacional, simboliza la fortaleza, el valor, la fidelidad, la alegría y el honor, virtudes que hacen gala de la vocación castrense.

.

El color plata simboliza la nobleza, la paz y la serenidad, fundamentos de la ciencia y el saber.

.

El color oro de la bordadura, la antorcha y la letra simboliza el arrojo la firmeza y la honestidad.

 

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com