5 marzo, 2021

CEMIL

Centro de Educación Militar

En la Sección de Entrenamiento Canino, SERCA, de la Escuela de Ingenieros Militares, se encuentra en rehabilitación física Iker, un canino víctima de los Artefactos Explosivos Improvisados (AEI), que resultó herido el 21 de enero de 2019 cuando estaba agregado en el área de operaciones de San Calixto, en el Catatumbo.

El binomio canino conformado por el soldado profesional Diego Andrés Montenegro Benavides, orgánico del Batallón de Alta Montaña Nº1, BAMAR 1, y su compañero Iker, desempeñaban  labores en detección de explosivos desde hace tres años. En cumplimiento de la misión y luego del procedimiento de detección con pera y cuerda, el canino al realizar el registro perimétrico identificó el olor de una sustancia extraña, instantes previos a la detonación del artefacto explosivo que afectó su miembro anterior derecho.

El personal militar le prestó los primeros auxilios para ser evacuado y luego de varias intervenciones quirúrgicas, fue inevitable la amputación de su extremidad.

Iker es el ejemplo real de un héroe de cuatro (4) patas que arriesgó su vida para la protección de su tropa y de los habitantes de una región específica en el departamento de Norte de Santander.  En la actualidad se encuentra en la etapa de cicatrización de sus heridas y próximamente el Ejército Nacional, en conjunto con médicos veterinarios de la Universidad de Antioquia, le colocarán una prótesis que va a contribuir a mejorar la calidad de vida del canino por el resto de sus días.

PRENSA ESING-CEMIL

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com