2 marzo, 2021

CEMIL

Centro de Educación Militar

ESCOM-TECNOLOGÍA

¿CÓMO LA ROBÓTICA ESTÁ CAMBIANDO LA CARA DEL EJÉRCITO COLOMBIANO?

¿CÓMO LA ROBÓTICA ESTÁ CAMBIANDO LA CARA DEL EJÉRCITO COLOMBIANO?

(Tomado de la Revista Enter.com http://www.enter.co/cultura-digital/el-popurri/robotica-cambia-ejercito-colombiano/)

Con la firma del proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, el Ejército colombiano está buscando nuevos campos de acción. Por eso la robótica y la educación han tocado la puerta, en este caso, de la Escuela Militar de Comunicaciones de Facatativá.

Desde 2003, la Escuela está acreditada por el Ministerio de Educación como universidad con capacidades de formar civiles y militares. Su objetivo siempre ha sido incentivar a los jóvenes para que, por medio de proyectos innovadores, usen su creatividad en beneficio del país. Su director, el coronel William Ostos, nos contó a profundidad sobre la Escuela y los avances que han obtenido.

Cuando el coronel Ostos habla de tecnología, la entiende como la posibilidad  de apoyar las operaciones militares. Ya sea atención humanitaria, desminado y labores de inteligencia, siempre buscan salvar la vida de civiles y de militares.

Sin embargo, los artefactos explosivos siempre fueron uno de los mayores temores de las tropas. En épocas de guerra el Ejército creó su propia tecnología para evitar bajas. “Anteriormente tuvimos una etapa difícil. Los artefactos explosivos eran uno de nuestros enemigos de combate. Los grupos al margen de la ley crearon mecanismos de activación a distancia con señales de radiofrecuencia. Ahora contamos con dispositivos de inhibición de señales que permiten que nuestros hombres eviten que activen esas cargas”, resaltó.

Pero no solo en combate se ha visto el apoyo de esta tecnología. En espacios como carreteras, escuelas y pueblos, la inhibición de señales impidió la activación de cargas explosivas contra la población civil. Otro de los avances es la creación y desarrollo de baterías para radios de comunicación militar. Su costo en el mercado es muy alto, y según sus características no son recargables y se gastan fácilmente. “Lo que hicimos fue que por medio del Centro de Investigación y las carreras que ofrecemos, que los alumnos buscaran una manera de minimizar los costos”, explicó.

Además, son los encargados de liderar la implementación de aviones no tripulados para analizar las condiciones meteorológicas y apoyar labores de inteligencia. Para optimizar el rendimiento de estas, la Escuela trabaja en la optimización de una batería ligera. Y aunque será pequeña, tendrá la capacidad suficiente para largos periodos de vuelo.

 

Presente y futuro del Ejército

Actualmente, los semilleros están destinados a la robótica y dronótica. Un total de 25 estudiantes participan en los procesos de desarrollo e innovación. Ambos semilleros han participado en competencias nacionales, con el objetivo de transferir conocimientos con otras universidades. Igualmente, celebraron la feria del Día de la ciencia, tecnología y cultura. Amplificadores de audio, un sistema de comunicación táctico por radiofrecuencia para transmitir datos en el área de operaciones y orientadores tácticos de aeronaves para detectar la velocidad y dirección del viento para orientar a helicópteros para evacuaciones o abastecimientos, fueron algunos de los proyectos presentados por los estudiantes.

Estos espacios de investigación y desarrollo están habilitados para oficiales y civiles. En el caso de los oficiales, pueden participar por medio del Centro de Educación y Doctrina. Y para los civiles, la Escuela abre cupos semestralmente en carreras como tecnología en electrónica, ingeniería electrónica, posgrado en seguridad técnica de la informática y administración de las comunicaciones.

“Para nadie es un secreto que a raíz del proceso de paz, queremos coger nuevos roles. Con la educación y el deporte buscamos potencializar otros escenarios. Queremos un Ejército multimisión para desarrollar todos estos potenciales desde el punto de vista académico y tecnológico“, celebró.

Ensamblar y programar naves no tripuladas y robots para desminado humanitario es uno de sus objetivos a mediano plazo. Actualmente educa a 320 estudiantes entre oficiales, suboficiales y civiles en programas de pregrado y posgrado. Las carreras disponibles son ingeniería electrónica y comunicaciones, supervisión y mantenimiento de sistemas de comunicación e informática, seguridad física y de la informática y administración de empresas de telecomunicaciones.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com