Saltar al contenido

Escuela de Ingenieros Militares – ESING

Saludo del director de la Escuela

Coronel Leonardo Jairo Torres Castillo Director de la ESING

Esta unidad insigne de los Ingenieros Militares, alma mater de la Divisa Púrpura, comprometida con los retos de
la capacitación y educación de los soldados que portamos con orgullo las Torres de Castilla.

Tenemos dentro de nuestros propósitos abrir caminos de progreso, arriesgando la vida en el campo de batalla, construyendo sueños que alientan la esperanza de aquellos hombres mujeres que estamos en defensa del pueblo colombiano, innovando, estudiando, creando y desarrollando nuevas tácticas; pero nunca olvidamos
la construcción de un futuro de
progreso con victoria.

Esta Escuela, está llena de momentos históricos que desde sus inicios en octubre de 1814 con la inauguración del Curso Militar del Cuerpo de Ingenieros de la República de Antioquia, que marco el derrotero de la educación militar en el país, posicionándose como la escuela
más antigua del Ejército Nacional; que además sentó el precedente de la creación de la primera facultad de ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia.

Para la misión y el aporte de la Escuela de Ingenieros Militares en la transformación del Ejercito Nacional, se requiere la participación de todos los que la integramos, junto con los que aportan día a día sus conocimientos de forma directa e indirecta y que permiten lograr la búsqueda de la excelencia para capacitar y educar a los Ingenieros Militares de Colombia, con el propósito que nunca existan muros infranqueables y que nuestras capacidades nos
permitan lograr realidades imposibles en el cumplimiento de nuestras misiones.

La Escuela tendrá derroteros de una misión con doscientos cinco años de tradición, desde los procesos de apoyo para el mapa estratégico del Ejército Nacional, fortaleciendo el entrenamiento y la educación integral del militar, así como el fomento de la ciencia, la tecnología y la investigación para mejorar las capacidades institucionales.
En este horizonte, los compromisos son muchos y entre ellos está el fortalecimiento del conocimiento de los líderes militares desde la capacidad para construir país que propendan por las áreas misionales, siendo imprescindible la flexibilidad de la misión
para apoyar el cumplimiento del Plan de Guerra Espada de Honor en todos sus componentes, siguiendo las políticas de
nuestro comandante del Ejército
Nacional, manteniendo una
inquebrantable disciplina militar,
fortaleciéndonos, autoevaluándonos, entendiendo que solo a través del ejercicio permanente de revisión y reflexión de cada uno de los procesos se podrá valorar el desarrollo y los alcances de las funciones sustantivas de la escuela; siempre en la búsqueda
permanente de la excelencia en todas las actividades, a través del
mejoramiento continuo como muestra de la calidad educativa de la Institución y del éxito en la formación ética, personal y profesional de los hombres y mujeres de ingenieros.

Para esta unidad no habrá punto medio entre el objetivo y la victoria, porque se decide ser soldado para siempre o renuncia a su misión antes de perder su
honor. Ser soldado no es una profesión solamente, sino la vida misma entregada por una causa que supera nuestra propia existencia.

Para finalizar, quiero recordar una frase que nos guía por el camino del honor, concebida por el sabio Francisco José de Caldas en su discurso ante un grupo
de estudiantes de ingeniería militar.

«El soldado que estudia los elementos del arte de la guerra; que se penetra de las leyes militares, y lo que vale más,
que las observa en público y en privado; que del mismo modo obra con testigos que en soledad; es fiel, sumiso, activo, celoso, obediente e infatigable, ese es el soldado de honor» ( Caldas,1814).

«Vencer o Morir».

Misión

Capacitar y entrenar a oficiales, suboficiales, soldados y personal civil de las Fuerzas Armadas, sociedad civil y países amigos; así mismo generar, actualizar y difundir doctrina para la formación de líderes legítimos, respetuosos de la Constitución Nacional, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, con altos estándares de calidad educativa en la temática de minas y artefactos explosivos, ingeniería civil y militar.

Visión

La Escuela de Ingenieros Militares a 2030, será la unidad líder en las áreas de formación de profesionales en ingeniería civil y militar, empleando como herramientas los estándares de acreditación de alta calidad eneducación, mejorando continuamente su sistema de gestión y la consolidación de los procesos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación.

Organización de la escuela

Organigrama de la Escuela de Ingenieros Militares

Reseña histórica

Los orígenes de la Escuela de Ingenieros se remontan a los primeros años de las guerras de independencia y se confunden con los de la Escuela Militar, Academia de Ingenieros Militares regentada por el sabio Francisco José de Caldas en el año de 1814.Durante el gobierno del doctor Eduardo Santos, mediante el Decreto 1926 del 16 de noviembre de 1940, se creó y organizó la escuela de ingenieros militares y se le fijó como sede en la ciudad de Ibagué.

A pesar de las dificultades de la época, la Escuela emprende en forma entusiasta y eficaz las tareas de formación y capacitación técnica de los cuadros del arma en las Especialidades de Zapadores, Pontoneros, Transmisiones y Ferrocarriles, además realiza los primeros cursos formales de especialización para oficiales y suboficiales.

El 10 de julio de 1944, la escuela sufre un receso de casi tres años, en los que la preparación de los cuadros de ingenieros fue asumida por el batallón Caldas en su guarnición del Socorro. En 1923 reaparece en Medellín, en 1951 deja de ser escuela y pasa a servir de base para la activación del batallón Cisneros.

El 18 de junio de 1958, renace la Escuela de Ingenieros y pasa a formar parte del Centro de Ingenieros Militares en Bogotá; en 1961 el Centro de Ingenieros fue disuelto, siendo organizada la Escuela con una compañía de comando y servicios, compañía de cursos, compañías de ingenieros y una compañía de mantenimiento de equipos. Con lo anterior se colocó al mismo nivel de las escuelas de las otras armas. La Escuela, mediante convenio con las universidades la Gran Colombia y América, inició cursos de ingeniería civil y administración de empresas para oficiales; de topografía y operación de maquinaria pesada para suboficiales; en 1962 se llevó a cabo el primer curso para oficiales de la reserva con profesionales egresados de las universidades del país.

En el año de 1967 el Comando del Ejército ordena separar la Escuela del batallón de Construcciones; activando el batallón Baraya, dándole a la Escuela de Ingenieros una estructuración eminentemente académica. La unidad continúa actividades normales hasta el 31 de diciembre de 1979, cuando es desactivada y se crea el Departamento de Ingenieros perteneciente al Instituto de Armas y Servicios.

Las instalaciones pasan a ser ocupadas por el batallón Miguel Antonio Caro. En 1983 vuelve a reactivarse la Escuela de Ingenieros Militares orgánica de la Décima Tercera Brigada, con sede en sus antiguas instalaciones. Tras la reestructuración del Ejército la Escuela pasa a formar parte del Centro de Instrucción y Entrenamiento (CEMIL), en el año 2000.

Desde su creación, la Escuela de Ingenieros Militares ha realizado una ardua labor académica dirigida a la preparación y capacitación de oficiales, suboficiales, soldados y alumnos de diferentes institutos de educación superior.

Entre los cursos dictados, sobresalen los siguientes: Capacitación para ascenso (oficiales y suboficiales); Ingenieros de combate Operadores de maquinaria y equipo; Administración y empleo del equipo; Mantenimiento de i y ii escalón; Perforación de pozos profundos; Construcciones; Topografía; Explosivos aplicados a obras de ingeniería civil; Búsqueda y manejo de artefactos; explosivos

La Escuela de Ingenieros, ha trabajado por el mejoramiento de la instrucción y la profesionalización de los integrantes del arma; constituyéndose como institución de educación superior, es así como en el año de 1998 mediante artículo nº. 137 de la ley 30 de 1992, cuenta con autorización para ofrecer programas de educación superior.

Instalaciones

Edificio Escuela de Ingenieros Militares

La Escuela de Ingenieros Militares, tiene una moderna infraestructura que le permite ser un centro de formación integral, con calidad y en continua búsqueda de la excelencia. En la actualidad cuenta con laboratorios que están a la vanguardia de las exigencias de estándares internacionales de acreditación, aulas que tiene las herramientas que enriquecen el proceso pedagógico y las áreas sociales que permiten estar en un entorno adecuado para el desarrollo personal y profesional de los alumnos, tanto militares como civiles y del cuerpo docente, adminsitrativo y de servicios generales que hace parte de la escuela.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com